domingo, 13 de mayo de 2012

UN POST EN PARTE BILINGÜE: UNA ENTREVISTA POR EMAIL CON NICK BARRETT, DE PENDRAGON / AN EMAIL INTERVIEW WITH NICK BARRETT, OF PENDRAGON


Pero antes... ¿Qué es “Pendragon”?

Es un grupo de música inglés que se formó a finales de los 70 – con el nada pomposo nombre de “Zeus Pendragon” - cuyo estilo se enmarca dentro del genero “neoprogresivo”, es decir, segunda generación de rock progresivo, a los cuales se les suele asociar un sonido mas accesible, con estructuras mas sencillas que los grupos primigenios y letras menos originales, pero con mas acercamientos ocasionales a otros estilos. No es una definición de enciclopedia, pero es lo que se desprende de muchas declaraciones de los aficionados al género.


Concierto en la sala Ritmo y Compás, gira "Believe", Foto: Francisco Roldán



Me gusta Pendragon, puede parecer una frase simple, pero hay mucha gente que nunca admitiría este hecho, salvo para decir que si tienen algo bueno les ha salido de chiripa, pero me gusta en general lo que hacen, siempre hay un tema en cada uno de sus discos que me apasiona, que tarareo durante una buena temporada tras la primera escucha, y creo que su líder, Nick Barrett (no, sin relación con Syd), tiene una voz perfecta para el material que compone. No se puede decir eso muy a menudo en el progresivo, donde las voces llegan a estar en segundo plano con respecto a los instrumentistas en bastantes grupos. Y no sin razón en algunos casos.

También hay un cierto sentimentalismo asociado a la banda, lo tengo que admitir, los descubrí en ese periodo confuso de mi vida como aficionado a la música que fue la temporada 96/97. Por supuesto, como he mencionado anteriormente, a nadie le gusta un estilo y solo uno, todos tenemos canciones de artistas que nadie en su sano juicio asociaría con nosotros, pero yo estaba intentando expandir mis horizontes escuchando todo lo que podía. Esto, a la larga, te beneficia porque el saber no ocupa lugar y siempre acabas descubriendo joyas, pero puede ser un desafío tragarte discos de los que en realidad solo te gustan el single que escuchaste en la radio, o que para ti no resultan ser los “clásicos básicos” que tanto se eligen en los libros y revistas de música.

Gracias a la salida de no pocos fanzines – entre ellos, el difunto “Mellotron” - y al primer asalto de la “revolución de Internet” (aunque fuera teniendo que ir a librerías, cybercafés o en la facultad), que tanto benefició a las aficiones minoritarias (desde grupos de ska japonés hasta coleccionistas de vitolas de puros regalados en bodas de yernos), me pude poner al día de un genero que yo pensaba prácticamente muerto. Pero no, resulta que no solo había grupos nuevos y antiguos – pero con menos fama – grabando nuevas obras, sino que además hacían conciertos... en Madrid y Barcelona, claro...

Desde ese momento abandoné mis intentonas con el heavy y con buena parte de los 40 principales o Radio 3 para centrarme en Marillion, IQ, Arena, Pendragon y... un momento, casi todos salen en revistas de heavy... Total, que estando en Barcelona para un concierto de Phil Collins, me pasé por “Pan y Música”, que tras muchas vicisitudes se había quedado como una tienda exclusiva de rock progresivo, con precios altos, pero es que ni Napster estaba todavía en circulación. Mi saliva se transformó en algo pavloviano y mis ahorros menguaron súbitamente.

Entre los discos que cayeron estaba el “best-seller” de Pendragon (60.000 copias en todo el mundo, para que entiendan lo que se estila en estas lides), llamado “The masquerade overture” (1996), en edición especial de doble disco. La portada, el diseño, la música... todo casaba y correspondía con lo que uno podría haber esperado de una banda progresiva... y eso no es necesariamente algo bueno.

Quiero decir, si te gusta U2, ¿te puede gustar Coldplay? Si te mola Serrat, ¿te gustará Ismael Serrano? Si te gustan Genesis, Camel y Yes, ¿te gustará Pendragon? Porque a mi no me duelen prendas al decir que si bien el grupo de Nick Barret me encanta, soy perfectamente consciente de dónde se saca el tipo los licks de guitarra, cómo se llama el pad de teclados que usan en cada canción o a qué hacen referencia muchos de los versos de sus canciones. Y no es que uno sea muy listo, es que he escuchado los mismos discos que Nick, ni siquiera es una deducción, ya tuve la oportunidad de entrevistarlo en una ocasión (no, yo tampoco entiendo por qué youtube no respeta el formato de imagen a pesar de que las tres partes de la entrevista salen del mismo proyecto de vídeo y sí, a mi también me gusta mucho la palangana del fondo ), y me dí cuenta de que nombraba los mismos músicos que son mi dieta diaria musical.




El peor insulto (por ser cierto) que se puede adjudicar a la banda es “derivativa”, cayendo muchas veces en lugares comunes propios y ajenos. Porque con los años, uno puede seguir siendo fan y gustarle todo lo que hacen sus bandas favoritas pero no por eso abandonar el espíritu crítico, salvo que se trate de Genesis, claro.

Por eso no me duelen prendas al decir que cuando animo a alguien que no lo tiene muy claro, a que vaya a concierto de los Pendragon porque “se le va a pasar muy bien” en realidad, buena parte de la diversión viene por las risas que nos hacemos los cuatro gatos a los que nos gusta el genero mientras nos metemos con la enésima imitación de un sonido de David Gilmour, o una nueva demostración de plagio de Andy Latimer, o un “¡mira! ¡Otro tema de 10 minutos con un solo de guitarra épico sobre un colchón de teclados! ¡Que hijoputa! ¡Qué poca vergüenza! ¡Y ahora otra suite igual que la anterior! ¡Qué tío!” Todo esto dicho con mucha complicidad, porque entre tanta tontería, Barrett siempre consigue interpretaciones que te acaban quitando el aliento. Aunque todavía recuerdo la triste coda que tuvo su concierto de la gira de “Pure”, cuando tuvieron que pedir a alguien del público que devolviera el tubo de slide que había robado porque el grupo no tenía un repuesto. Para que vean la jugada de bajo presupuesto que es esto del rock sinfónico.

Porque, tengo que admitirlo, Nick me cae bien personalmente, no solo por llevar adelante su grupo como una PYME – algo que algunos interpretan como falta de ambición, aunque no creo que Universal lo fiche en breve – sino también por su caustico sentido del humor, entre Benny Hill y... Muchachada Nui (porque Monty Python sería pasarse). Aunque eso desemboque en DVDs de “making of” sobre sus discos que sean de todo menos fáciles de ver. Y aunque intente empezar las entrevistas con ocurrencias que no se las salta un caballo, aunque esa parte no está grabada, afortunadamente para todos nosotros.

Por si esto no fuera suficiente, Nick se dedica a esa afición tan poco inglesa – por lo regulero de sus playas – que es el surfing, el teclista Clive Nolan es una especie de trasunto de Rick Wakeman con barriga cervecera que luce camisetas de Motorhead mientras mantiene cientos de proyectos musicales en paralelo, entre ellos un musical en el que hace el papel de galán protagonista... Peter Gee, bajista que se reparte con los teclados, guitarras adicionales y coros, es un cristiano practicante convencido cuyos discos en solitario se dedican en buena parte a cantar temas inspirados por sus creencias religiosas. Del batería mas reciente del grupo, Scott Higham, poco que decir, salvo que le gusta animar mucho al público desde su taburete, detalle que por algún motivo le pone de los nervios a algunos. Reconozco que el síndrome “¡esas palmas!” puede a ser un poco desesperante, pero estoy seguro de que el tipo lo hace con la mejor intención.




Presentado el Dramtis Personae, hablemos de la evolución reciente de la banda, tras “Believe” (2005), Pendragon empezaron a cambiar, eso algunos lo interpretaron como un bajón en el nivel compositivo. Ciertamente, a mi tampoco me gusta demasiado ese álbum, pero volvieron a remontar con “Pure” (2008), en el que Barrett intentó endurecer un poco el sonido, porque esos teclados sinfónicos y favorecer el delay sobre la distorsión les ha dado siempre fama de demasiado blandos para un público mas “duro” y muy “complicado” para un público “pop”. Vamos, el sino de los grupos de prog-rock. Incluso el estilo de las portadas empezó a cambiar, pasando a algo un poco mas crudo y menos tonos pastel.

Esa aparente indecisión estilística es probablemente lo que ha impedido (aparte de muchos otros factores ajenos a la banda, claro) que Pendragon llegue al mismo público que Pink Floyd o Mike Oldfield, puede que Nick se complique demasiado la vida para ser un compositor pop o que no se arriesgue tanto para tener el reconocimiento de aquellos que veneran a King Crimson o Van der Graaf Generator – si, en el progresivo también hay clases – pero no para de intentarlo.

Y por supuesto, incluir un papelito en la carpeta del CD pidiendo que no le pirateen tampoco ayuda, sobre todo cuando después de poner el disco en el coche, se me rayó. Menos mal que lo había copiado al disco duro... En fin, para introducirse en la banda, yo recomiendo el “Masquerade”, su secuela “Not of this world” (un disco de divorcio, a pesar de lo que puedan aparentar algunas letras), “Pure” y cualquiera de sus DVDs en directo, salvo el “Live at Last”. Todos ellos, por supuesto, grabados en un teatro polaco, porque a la distribuidora le sale mas barato.

Todo esto para poner en antecedentes, y para explicar que cuando Pendragon estuvieron presentando su nueva obra en directo, pensaba repetir la jugada de “concierto+entrevista” para su posterior publicación en “This is Rock”. Problema, Nick ya había concedido una interview a la revista – uno propone y los artistas o las distribuidoras o los directores de revista, disponen - así que no tenía sentido darle mas páginas al grupo en tan poco espacio de tiempo. Para colmo, ni siquiera pude asistir al show por motivos laborales, así que mi único contacto con Nick fue este email con preguntas que me contestó al volver de la gira y que creo tiene perfecta cabida – como los descartes de mi conversación con Tony Banks – en este blog. Además, pueden hacerse una idea de los encajes de bolillo que a veces hay que hacer para sacar una entrevista de según qué declaraciones... aunque estoy seguro de que buena parte de las cosas que responde Nick están escritas con el mejor humor posible.


No, no es un descarte de "El último exorcismo"



Aparte, la otra justificación para publicar esta entrevista justamente ahora es la próxima salida de su nuevo DVD (y por primera vez, Blu-Ray) de la gira promocional de "Passion" (2011) que servidor no pudo presenciar, sniff, sniff...

Las respuestas a mis preguntas llegaron el 11 de Junio a las 8;25 de la mañana. Así que aquí tienen, la original en inglés y su traducción al español para que no tengan que usar el babel fish, que para algo tiene uno un diploma del Instituto de Idiomas:

1 - You've played in a lot of festival between the release of "Pure" and Passion", how do you feel the audiences have reacted? At High Voltage Mark Kelly - from Marillion - said  that they've always felt a little bit too hard for pop festivals and too soft for heavy metal festivals, have you felt the same?

The audiences were excellent, Pendragon are a bit more energetic/ rock based than Marillion, so our style works very well at festivals, even Sweden Rock which is quite heavy, the public loved it!





2 - Now that you have a new style in your artwork, how do you look back at the more tradiotional, or rather, more pictorical covers of your previous releases?

I still like them very much, but they don't say what I want to say today, they are from another era and a different way of thinking. The older covers don't make the imagination of the listener "work" to see or imagine anything, as , all is laid out and obvious if you know what I mean, but  they have a great beauty. Nowadays I like the idea of one single strong image on the new artwork as this makes people really think. The newer artwork I would say is creatively more mature, the older stuff has tremendous skill in the work though.

3 - What do you think of Spotify? ( I know it's a dull question but since there is only one album of yours avaliable there for the moment I was wondering why!)

er..I don't know much about Spotify. It was probably put there by Snapper Music who we licensed Passion to

4 - Have you experienced better sales or more people attending the shows after joining Facebook?

we've had a lot more people coming to the recent tour, many shows were sold out, but I couldn't say if that was down to Facebook, it is probably a combination of website, face book, and other press

5 - Do you find yourself writting more guitar-based than keyboards-based songs? I say this because your stuff sounds rockier and heavier with each new release.

The balance is probably more tilted towards the guitar for the last 3 slbums, but then I will always try to get a balance, after all Comatose, Your Black Heart have huge piano parts,
Skara Brae has a long keyboard melody/solo. I think people hear the first 2 songs and say "oh it's more guitar based"...

6 - Does it feel strange to get asked to release vinyl versions of your albums in this age of downloads?

No. Some people never liked cds all that much, and they prefer the compressed sound of  vinyl. Also the artwork looks much better as a big gatefold sleeve. LPS are nice things to have.

7 -  Why did you decide to work with Snapper for the distribuion deal?

Because nowadays , in the business you have to adapt and always be looking for new ways to promote, and the only 2 areas where our sales have increased were at gigs and on our web store, so
I wanted to see what a bigger company could do with retail, legal downloads, promotion etc, which would leave me more time to work on the music!

8 - Pendragon is a benign dictatorship run by Nick Barret. Discuss.

Yes! I've taken on more and more responsibility of the band as time went on, from writing all the songs and lyrics, producing and arranging everything, to booking the tour,
and tour bus, working out all the day to day logistics of the record label. By default this puts you in the driving seat, the rest of the band were happy to let me do most of the work so....
don't fix it it if ain't broken!  

9 - I once read in an interview that you had a dream of performing at Wembley Stadium, apart from that, what's your favourite venue?

Wembley..hmmmmm, I bet the sound is terrible and it's probably hard to feel the vibe of the crowd,. so maybe it's not such a dream anymore.
I don't really have a favourite venue, it all depends on the crowd. You could have a crappy venue, but if the crowd are with you and giving you energy, you can  make the night
magical regardless.

10 - What ambitions do you have for Pendragon both from a commercial and a artistic point of view?

I would like to see Pendragon increase our following, play to bigger crowds, sell a few more albums. Artistically, things will always be such a challenge, you make an album as good as humanly possible, this is a massive ambition in itself. It's not easy to make great records. Even when you think you've made the best album possible you get some asshole criticise it because they haven't really listened to it properly, or "heard the heart " of it because they are lazy, so one ambition is for critics to stop being lazy.

11 - You have recorded a new live DVD/Blu-Ray at Katowice and expressed that you'd like to change the place where you film your live videos, what else would you like to change in your live presentation? (Like Stage, Lights, Video Screens....)

I would like to do a dvd in a venue where we have a standing audience, as the atmosphere is a better at a Pendragon show , when standing. As for production, I am pretty pleased just to develop it the way we are already developing it.

12 - Have you ever thought of doing a covers albums?

No. There are a couple of songs I would have liked to cover, but that is just for my own fun. But to do a whole album? I am more interested in making new music.

13 - Any chance of doing another acoustic tour?

I doubt it yet. At the moment Pendragon is riding high on playing as a full band and we are enjoying this. My energy is going into making new Pendragon album and touring as a full band.

14 - Last time we spoke you told me that the great thing about Scott is that he's a drummer that really wants to be in a band, how has his relationship with the rest of the guys evolved in the last two years?

It's been so busy I haven't really had time to think about it. Possibly he has obviously got used to playing with us now and knows the band member personalities better now.





15 - What's next for Pendragon?

phew....I don't know , we've just done a 40 date tour and everything creatively, emotionally, spiritually and physically has gone into that and the album Passion, I am not sure I've got much energy to think about what's next yet.
I will have some time off over this summer ,but I will continue to write [in a loose way] and maybe line up some festivals/mini tour for next year around Easter.

Y ahora en Spanish:

1 – Entre el lanzamiento de”Pure” y “Passion” habéis tocado en un montón de festivales, ¿cómo sientes que ha reaccionado el público de los mismos? En el primer High Voltage, Mark Kelly – de Marillion – declaró que ellos siempre habían sido demasiado suaves para los festivales heavy y demasiado duros para los festivales pop.

El público ha sido excelente, Pendragon está basado en algo un poco mas energético / rockero que Marillion, así que nuestro estilo funciona muy bien en los festivales. ¡Incluso a la gente del Sweden Rock, que es bastante heavy, les gustó!





2 – Ahora que tenéis un nuevo estilo en el diseño de vuestros discos, ¿cómo ves las anteriores portadas con un estilo mas tradicional o pictórico?

Todavía me gustan mucho, pero no expresan lo que hoy en día quiero decir. Son de otra era y de otra manera de pensar, las antiguas portadas no hacían trabajar la imaginación del oyente porque todo se mostraba de forma bastante obvia. Pero tienen una gran belleza. Hoy en día prefiero una sola imagen con la suficiente fuerza en el diseño para hacer que la gente se ponga a pensar. Creo que el que tenemos ahora es mas maduro, aunque el estilo antiguo tiene una gran destreza.

3 - ¿Qué opinas de Spotify (ya sé que es una pregunta aburrida, pero me preguntaba por qué solo hay un disco del grupo disponible allí)

Er... no sé mucho de Spotify, probablemente Snapper lo subió allí, ya que les hemos firmado un acuerdo de distribución con “Passion”.

4 - ¿Notas mejores ventas o mas afluencia de público después de haberos hecho un perfil en Facebook?

Ha venido mas gente a los conciertos de esta gira, en muchos de ellos se vendieron todas las entradas, pero no podría decirte si es por Facebook. Diría que es una conjunción de la pagina web, Facebook y otro tipo de prensa.

5 - ¿Te encuentras componiendo cada vez mas material basado en la guitarra que en los teclados? Digo esto porque vuestro sonido se está volviendo mas rockero y pesado con cada nuevo disco.

Probablemente, la balanza se ha inclinado hacía la guitarra en los últimos 3 discos, pero siempre intento encontrar un equilibrio, después de todo “Comatose” y “Your black heart” tienen grandes partes de piano. Skara Brae tiene un largo solo de teclado y una melodía basada en él. Creo que la gente escucha las dos primeras canciones y dicen “oh, este disco tiene mas guitarra”.

6 – En la era de las descargas digitales: ¿se te hace raro que la gente te pida versiones en vinílo de tus discos?

No, hay gente a la que nunca le han gustado mucho los Cds y les gusta como suena el vinílo, con mas compresión. Por otro lado, el diseño se ve mucho mejor con el diseño de carpeta desplegable, los Lps son algo agradable de tener.

7 - ¿Por qué os decidisteis por Snapper para la distribución del nuevo álbum?

Porque hoy en día, en el negocio te tienes que adaptar y buscar nuevas formas de promoción, y las únicas dos áreas en las que nuestras ventas se han incrementado han sido las de la pagina web y en los conciertos. Así que quería una compañía algo mas grande que pudiera encargarse de poner el disco en las tiendas, gestionar las descargas legales, promoción, etc... ¡Con lo que tengo mas tiempo para dedicarme a la música!

8 – Pendragon es una dictadura benigna dirigida por Nick Barret. Discútelo.

¡Si! He tomado mas y mas responsabilidades según el tiempo ha ido pasando, de escribir todas las letras y componer toda la música hasta producir, arreglar o incluso cerrar los contratos de la gira, buscar el bus en el que nos movemos, llevar la logística de nuestro propio sello... Por defecto, esto te pone en el asiento de conductor, y el resto del grupo están felices dejándome hacer el resto del trabajo así que...¡no lo arregles si no está roto!

9 – Leí en una entrevista que tu sueño era tocar en Wembley, aparte de eso, ¿Qué lugar para dar conciertos es tu favorito?

Wembley... hmmmmmm, me apuesto a que el sonido es horrible y probablemente sea difícil sentir las vibraciones del público, así que quizás ya no es un sueño. Realmente no tengo un sitio favorito, depende del público, puedes tocar en un lugar de mierda pero si la gente está contigo y dándote su energía puedes tener una noche mágica a pesar de todo.

10 - ¿Qué ambiciones tienes para Pendragon desde un punto de vista artístico y comercial?

Me gustaría que tuviéramos un seguimiento mayor, tocar para públicos mayores, vender algunos discos más. Artísticamente, las cosas siempre serán tal reto, haces un disco lo mejor que puedes humanamente, esto siempre será una ambición en sí mismo. No es fácil hacer grandes álbumes, incluso cuando crees que has hecho una gran grabación, algún crítico gilipollas no siente “el corazón” de la obra, probablemente porque no lo han escuchado con atención o por vagancia. Así que una ambición sería que los críticos dejaran de ser vagos.

11 – Has grabado un nuevo DVD / Blu-Ray en Katowice (Polonia), y has expresado que te gustaría cambiar dónde se hacen las filmaciones de vuestros vídeos en directo. ¿Hay algo más que ten gustaría cambiar de vuestra presentación en vivo, como el tipo de escenario, luces o pantallas?

Me gustaría hacer un DVD con el público de pie, porque la atmósfera es mejor para un concierto de Pendragon. En lo que se refiere a la producción, me gusta la forma en que estamos desarrollándola ahora mismo.





12 - ¿Has pensado alguna vez en grabar un disco de versiones?

No, hay un par de canciones de las que me gustaría haber hecho una versión, pero solo por diversión propia. Pero... ¿hacer un disco entero? Estoy mas interesado en hacer música nueva.

13- ¿Hay alguna posibilidad de que vuelvas a hacer una gira acústica?

Por ahora lo dudo. En este momento Pendragon está funcionando muy bien como banda al completo y el grupo se lo pasa muy bien. Mis energías están dedicadas a grabar material nuevo y a seguir girando con toda la banda.

14 – La última vez que hablamos me contaste que lo bueno de Scott es que era la clase de batería a los que les gusta pertenecer a un grupo, ¿Cómo ha evolucionado su relación con la banda en estos 2 años?

Hemos estado tan ocupados que realmente no he tenido tiempo de pensarlo. Probablemente se haya adaptado a tocar con nosotros y conozca mejor las personalidades de cada uno de nosotros.

15 - ¿Qué es lo próximo para Pendragon?

Fiú... No sé, acabamos de hacer una gira de 40 conciertos y todo, creativa, emocional, espiritual y físicamente lo hemos puesto en “Passion”, no creo que tenga suficiente energia para pensar en lo que viene a continuación. Tendré algo de tiempo libre es te verano, pero seguiré componiendo aunque sin un objetivo concreto y probablemente preparar algunas actuaciones en plan mini gira con festivales de por medio para la próxima Pascua.


Otra foto realizada por un servidor





jueves, 10 de mayo de 2012

HISTÓRIAS VERÍDICAS: LA LEYENDA DEL SKODA NEGRO


Cual Antonio Reguera (pero sin Agustina a los teclados, por una vez), ubiquemos la acción: Sevilla en los primeros envites del otoño, Domingo al mediodía, circulo por una avenida sevillana conocida por dos factores importantes: tiene a mano todos los desvíos principales y la limitación de 50 km/h se lleva a rajatabla debido a la instalación de radares bastante visibles. Aunque muchos crean que ya no funcionan y no reparen en ponerlos a prueba. Porque hay gente a la que le gusta jugar a que le desaparezcan cientos de euros de la cuenta corriente sin explicación alguna.

Conduzco respetando el límite de velocidad por el carril izquierdo, porque es el que mas me conviene, ya que la avenida desemboca en una rotonda de varias salidas, a cual mas traicionera si los demás conductores se comportan como niños pequeños, es decir, como siempre. Noto a un Skoda Fabia negro detrás mía. Como estamos en una AVENIDA, dentro de CIUDAD, y con muchos semáforos y – probablemente – un radar, no me preocupo en exceso. A fin de cuentas, voy a comer con mis padres y voy sobrado de tiempo.

Aún así, mi cerebro revierte de forma automática a las tácticas habituales para ver cómo de cerca tengo el coche: miro por los retrovisores para ver hasta dónde me puede engañar el sentido de profundidad, no sea que el Skoda esté manteniendo la distancia de seguridad y yo me esté volviendo un paranoico. Ni rastro de él por el derecho, visión generosa del conductor por el espejo interior y un pico de su morro por el izquierdo. Como prueba definitiva, freno un poco según nos acercamos a la luz roja y a un paso de cebra. Veo muy bien el reflejo de mis luces de frenado en lo poco que veo de su capó. Está jodidamente cerca, “comiéndome el culo”, o como diría una campaña de la DGT, el conductor del Fabia debe “sentirse poderoso”.

Ni me inmuto, en un episodio de personalidad obtusa muy mío, arranco lentamente (muy muy muy leeeeeeeentaaaaamente, léase con voz de zombie) y el señor decide adelantarme una vez que se da cuenta de que me planteo continuar circulando a 50. Por supuesto, estoy esperando su perlita, eso que hacemos muchas veces en una demostración palpable de que el carné de conducir es tan complicado de conseguir – aunque mas caro - que el permiso de armas en EEUU. Sí, estoy hablando de la mirada recriminatoria que lanzamos los conductores cuando la actitud del que llevamos delante nos ha entorpecido la circulación. Como me la espero, giro un poco la cabeza mientras mis ojos intentan mantenerse en la vía. Ahí está, detrás de esas gafas de sol puedo sentir la expresión que pretende gritar “¡tortuga!”. Y, por supuesto, yo pongo cara de pan, entre una sonrisa idiotizada y expresión de no enterarme de lo que está sucediendo.

Los coches que tengo detrás sí que circulan respetando el límite y la distancia. El Skoda se queda en el carril central, y me percato de que delante suya va circulando un Jaguar (XF si no me equivoco) también negro. Si, lo han adivinado, me adelantó solo para ponerse detrás de otro coche que va a 50 por hora. Tanto es así que en algunos momentos me pongo a su altura, pero antes de eso puedo ver la “táctica” del conductor, se acerca tanto que una frenada involuntaria desembocaría en un golpe de lo más molesto. Hay una mujer conduciendo el vehículo inglés, como es lógico, no deja de mirar su retrovisor, repitiendo la táctica de un servidor minutos antes.

Finalmente, el Fabia se sitúa en el carril derecho e inicia otra maniobra de adelantamiento, pero, ah, el semáforo lo detiene antes de que pueda ponerse por delante del Jaguar, e incluso de mi. Entonces, parado, veo que en el asiento de copiloto del Jaguar hay un niño de, probablemente, 11 años, que juguetea con el ipod touch/iphone de su, supongo, madre. El Jaguar baja el cristal de la puerta derecha, el conductor del Skoda tiene el codo sobre la suya. Veo cómo la mujer habla con el tono alterado, no logro escuchar lo que dice pero me lo imagino. El dueño de las gafas de sol ni se inmuta, pero eligiendo la acción mas elegante hasta el momento – aunque unas sinceras disculpas habrían sido aún mas elegantes que lo que viene ahora -, sube su cristal y adelanta un poco el coche al paso de peatones.

En este punto del relato me gustaría contarles que la señora se volvió a poner a la altura del Fabia y siguió increpando al conductor temerario, para después ponerse un chaleco reflectante – hay que respetar la ley -, sacar una sierra mecánica de su maletero y cortar el Fabia en dos para después propinarle una patada voladora a su dueño. Pero no, la cosa quedó ahí. No es muy emocionante pero me da pie una minúscula arenga.

Todos nos podemos desesperar ante la tranquilidad de otros conductores, sin ir mas lejos, hace unos días estuve a punto de hacer un adelantamiento ilegal – línea continua – ya que estaba circulando por una zona prácticamente desierta de otros vehículos o peatones, pero en la cual el límite era de 30 km/h. Y el Fiat Panda azul lo estaba respetando escrupulosamente. Ahora bien, si hay una cosa que se me quedó de las normas de circulación cuando estaba en la autoescuela, es que en CIUDAD, uno no está forzado a circular siempre por el carril derecho, sino por aquel que le mejor le venga para llegar a su destino. Igualmente, adelantar por la derecha a otro coche no es un “adelantamiento indebido” porque lo mas probable es que el otro vehículo simplemente vaya a otro sitio. Y, por supuesto, circular por el lado izquierdo no da derecho a acelerar a 20 km por encima del límite.

Ergo, ¿Por qué, oh hados, el señor del Fabia decidió ser tan tontoelculo? ¿Entendía que pasarse la distancia de seguridad por el escroto estaba “bien” pero adelantarme por el carril que más le convenía estaba “mal”? ¿Realmente pensaba que iba a convencerme de me jugase los dineros porque mantenía su morro pegado a mi maletero? ¿Estaba forzando un choque, se le había olvidado también que el golpea es el que paga? ¿Por que repitió la jugada con la señora? ¿Era un escenario de lucha de clases? O puede que tuviese mas dinero que la señora del Jaguar, pero prefiere tener un coche mas práctico, con recambios mas fáciles de encontrar, ¿o era su ex-marido? ¿O le gusta conducir como un niñato farlopero a la vuelta de una macrodiscoteca de autovía? Porque les puedo asegurar que el señor de las gafas del sol había superado los cuarenta.

En realidad, ya digo que nadie está libre de portarse así, ya me han escuchado un par de veces decir cosas poco agradables del conductor medio de un BMW o un Audi, así que ante la “desesperación” natural de este señor, no me extrañaría una cierta desconfianza ante personas que conducen coches de alta gama a velocidad de turismo hindú - ¡un momento! ¡es que Jaguar es hindú!-, sin saber que lo manejaba una madre con su hijo de copiloto. Pero esto, por supuesto, no es excusa, si uno tiene tanta prisa como para saltase algunas normas, lo último que tiene que hacer son maniobras que pongan en peligro la integridad de otros, y que terminen retrasandote aún mas, teniendo que rellenar partes y aguantando gritos. Aunque una parte de mi deseaba que el Jaguar frenara en seco y dejara al otro hecho un acordeón, pero sin infringir heridas a su ocupante, claro.

Porque ya digo que todos somos niños chicos al volante. 


PD: La próxima entrada será sobre un grupo de neoprogresivo... ya pueden empezar a temblar....

lunes, 7 de mayo de 2012

DEPORTIVOS VS. VIDA REAL = SUVs DE LUJO (ERGO, TODOS PERDEMOS)


Ya hemos dicho que en este blog somos mas de “ideas prácticas” que de “grandes ideas”. Me explico, un Aston Martin DBS es una gran idea, buen motor, interior lujoso, diseño apasionante y pragmatismo nulo. Quiero decir, se trata de un coche que no está  a salvo ni en Puerto Banús, con un seguro que requiere varias quinielas con el pleno al 15 seguidas para pagarse cómodamente y con recambios tan fáciles de encontrar como una solución a la crisis que no implique asfixiar al contribuyente.

Bueno, quizás me he pasado


Por otro lado, los Toyota IQ, los Smart o incluso el Fiat 500 son ideas prácticas, o lo serían si costasen lo mismo que un Volvo de tercera mano y tuvieran un maletero de verdad. Pero supongo que se entiende que son coches diseñados para la “vida moderna”. Demonios, hasta un Ypsilon de hace 10 años es más práctico que un Aston Martin de hace 40. Personalmente yo abogo por el A1 deportivo.

Dicho lo cual, no podemos apartar la mirada – yo no, al menos – cuando vemos pasar un Ferrari, un Lambo, o un R8 por nuestro lateral. Obviamente, son vehículos que conducirán personas con un capital de obtención dudosa, con poco respeto por los límites de velocidad, la seguridad de otros conductores o tu novia. La vieja excusa “¡le he levantado la falda a tu novia porque tengo un Jag!” resuena en nuestra mente... ¿solo en la mía? Está claro que no ven lo suficiente Top Gear, EL programa sobre coches de la BBC.

Bonito... y tan práctico como un martillazo en el dedo gordo del pie derecho


Pero como diría James May, eso se debe a que, probablemente, tampoco podríamos apartar la vista si alguien andara por ahí con un Rembrandt a sus espaldas. Por supuesto, no pocos se tomaran como un insulto la comparación – y no sin motivo -, pero tomemos como base la excusa de que en ambos casos, la existencia del cuadro y del superdeportivo se basa en la capacidad de crearlo, no en ningún sentido práctico mas allá del inherente placer que producen.

Antes de que esta entrada se transforme en carne de “Cultureta Watch”, reflexionemos sobre lo que implica la conducción típica de un deportivo: tener el culo a pocos centímetros del suelo, dos plazas en la mayor parte de los modelos (para ti y la prostituta de lujo), suspensión mas incomoda que dormir en el suelo, maletero casi inexistente (para el bolso de la señora salida del lupanar), y una velocidad máxima cuya utilización implicaría multa o cárcel, dependiendo de las consecuencias.

Pere Navarro – no, el del Missisipi no, el ex-director de la DGT, el que no le teme a los micrófonos -, en una entrevista para “Salvados”, explicaba su queja ante los fabricantes de turismos que eran capaces de desarrollar velocidades muy por encima del límite legal establecido. No, no fue una las intervenciones mas aplaudidas de este hombre, pero al igual que un arbitro en un Barça-Madrid, o una Esperanza Aguirre con peajes en las autovías, ya empezaba perdiendo. En cualquier caso, la capacidad motora es una cuestión muy complicada de resolver, ¿a quién beneficia? ¿quién puede aprovecharse de ella? Mi primer pensamiento va hacia los conductores de vehículos en los servicios de emergencia: ambulancias, coches de policía, bomberos...

Y este es el de Jaguar...


Ahora bien, me cuesta imaginarme a un policía poniendo multas al salir de su Quattroporte – aunque hay casos parecidos – o a un 911 reformado para que quepa una camilla en su interior. En un deportivo, los caballos de vapor no sirven para que el coche pueda “tirar” mejor con el maletero a tope, sobre todo cuando eso implica que lleva, como mucho, dos bolsas del super (para que la señora de la vida pueda comer durante un par de días). No, implican que, probablemente, Adrien Brody le saque una nariz – redoble de tambor y golpe al platillo – al cani de extrarradio en su próxima carrera alegal nocturna.

A pesar de lo bien que lucen, de su belleza intrínseca, de sus miles de detalles que los transforman en el súmmum de la vida tras el volante, es difícil justificar las prestaciones de los superdeportivos. Si nuestras ciudades estuvieran diseñadas como departamentos estancos – sección de viviendas, sección de comercios, sección de estadios deportivos – con anchas autopistas diseñadas en una continua línea recta y amplios aparcamientos, en una suerte de distópia / utopía futurista, entonces... incluso entonces la existencia de estos coches seguiría sin justificarse.



Pero son geniales, quién lo pone en duda, aunque si uno ya maldice su suerte con un coche “normal”, imagínense cómo sería su vida diaria pasada la emoción inicial de verse “subyugado por la belleza”. Cuando el miedo a los rayones, los escupitajos o el robo superan a todas las ventajas, que puestas en perspectiva, no son muchas.

La gente se ha dado cuenta de esto... de aquella manera. Las ventas en la gama alta siguen en la línea de años anteriores, si bien algo rezagadas o con extraños impulsos desde China, pero las marcas especializadas en este sector del mercado ya le han visto las orejas al lobo (a fin de cuentas, la mayoría pertenecen a conglomerados con marcas titulares de menos glamour) y han decidido tirar por “la calle de en medio”.

¡Sí amigos! ¡Uno de los temas fetiches de este bitácora ha vuelto! Pero prometo que será la última vez... en bastante tiempo. Visto el ejemplo del Cayenne, otras marcas como Lamborghini, Bentley o Maserati (Jaguar deshoja la margarita) han decidido que si lo de ser una marca exclusiva está muy bien, puede llegar el día en el que los biplaza con mas sed de combustible que una presidenta argentina no gocen del favor de su reducido público, o que este haya menguado a niveles insostenibles.

Si en economía, cuando se habla de “los mercados” uno no puede mas que sacar la metafórica hacha en busca de unos terribles criminales, en lo que se refiere a lo automovilístico, las demandas del público parecen ser el equivalente a una negociación sindical. Por ejemplo, Nissan se descuelga con una versión deportiva de su Todocamino, Juke - el ejemplo contrario a las marcas de lujo con sus SUVs – que gusta, y mucho, a la prensa del sector, indicando una nueva posible veta a explotar. Y entonces deciden que solo van a fabricar 20 unidades. ¿¡Me lo explica?!

A lo que nos enfrentamos, entonces, es a una nueva generación de coches que solo sirven para dificultarnos el aparcamiento – nadando a contracorriente de lo que vendría a ser la tendencia a dimensiones mas efectivas y compatibles con la vida diaria, incluso en poblaciones pequeñas -, sin mas justificación que lucir el logotipo de una marca cuyos precios serían incompatibles en otros modelos... un momento... ¿De verdad creemos que estos coches, incluso en sus posibles versiones híbridas, son el futuro? ¿Tanto nos importa conducir un Maserati, cuando ni siquiera sus prestaciones lo colocan por encima de ningún coche del mercado? (de la misma, gama, quiero decir) ¿No será que en este absurdo ejercicio por mantenerse de ciertas marcas, los que salimos perdiendo somos nosotros, el público? ¿No sería mejor dejarse de monsergas y devolver a la vida a Saab?

La solución


Si no cree que estas preguntas son relevantes, entonces planteo que lo mejor es que todos nos vayamos a comprar los sedientos Rolls Royce Phantoms y demos la despedida que se merece al motor de gasolina (y a nuestro futuro económico) hasta que todos conduzcamos el Renault eléctrico de David Guetta, porque nos mereceremos quedarnos sin combustible. Mas rápido de lo que usted pueda decir “YPF”.

Para la próxima entrada, prometo no poner ni hiperenlances ni fotos, será como un relato corto, será... una anécdota verídica. Ya pueden plantearse la música a escuchar mientras lo leen.